Trauma

La palabra “trauma” proviene del griego y significa “herida”. Si trasladamos este concepto a nuestro mundo interno, podemos ver que, en muchas ocasiones, nos relacionamos en el presente con problemas o dificultades que tienen un origen en algunas experiencias del pasado. Hablar de trauma implica hablar de situaciones desbordantes que nos atrapan  frente a las que nos sentimos sin recursos.

En la infancia nuestros recursos son mucho más limitados y, desde ahí, muchas situaciones pueden sobrepasarnos generando una herida que puede acompañarnos a lo largo de nuestra vida. Un ejemplo podría ser el nacimiento de un hermano/a menor y ver los afectos y la atención de la familia totalmente desplazada al recién nacido/a.

No obstante, no solo tenemos vivencias traumáticas en el pasado, sino también en el presente, siendo adultos, cuando las circunstancias (ya sea una sola, o la suma de varias) superan nuestros recursos y nos sentimos incapaces ante ellos. Ejemplo de ello, puede ser una ruptura sentimental, una pérdida laboral y/o el fallecimiento de un ser querido.

Especial dificultad cobran aquellas situaciones traumáticas que se dan cuando aún no disponemos ni tan siquiera del lenguaje (trauma pre-verbal). Es el cuerpo quien expresa la amenaza, a través de síntomas como, por ejemplo, ansiedad, somatizaciones, sensaciones corporales displacenteras… En situaciones como estas, nombrar lo ocurrido se hace más complejo puesto que no tuvimos acceso al lenguaje para codificarlo.

El objetivo para poder sanar las heridas del pasado pasa por entender y reparar algunas de aquellas situaciones desde nuestro yo adulto. De esta forma podemos desvincularlo (que no olvidarlo) de nuestras dificultades presentes y poder avanzar libremente hacia el futuro.

Como trabajamos en Faro

En Centro de Psicología y Nutrición Faro estamos formados en abordajes que nos ayudan a resolver y a sanar algunas de estas heridas traumáticas. Herramientas como el “Psicodrama”, Brainspotting, SHEC (sincronía interhemisférica cerebral) y “EMDR” (desensibilización y reprocesamiento por movimientos oculares) han demostrado ser abordajes eficaces para sanar algunas experiencias traumáticas que están en la base de las dificultades, síntomas y/o problemas por los cuales nuestros pacientes nos demandan tratamiento.

Recursos para aprender más sobre trauma

Filmografía:

  • El príncipe de las Mareas. 1991. Directora: Barbara Streisand
  • No tengas miedo. 2011. Director: Montxo Armendáriz
  • La habitación. 2015. Director: Lenny Abrahamson

Blogs:

Próximamente información sobre blogs relacionados con trauma.

Libros:

  • El cuerpo lleva la cuenta, Bessel Van der Kolk. Ed. Eleftheria

Saber más

28 de mayo día internacional de la salud de las mujeres

Hoy es 28 de mayo, El Día Internacional de la Salud para las Mujeres, que se celebra desde 1987 con […]

Viaje a Ítaca

Queremos inaugurar nuestro blog y también la web de Faro, compartiendo con vosotros el poema de C. Cavafis, “Ítaca”. Este [...]