Trastorno de la Conducta Alimentaria

En Faro, trabajamos un equipo de psicólogas/os, nutricionistas y psiquiatra con una amplia experiencia en el tratamiento de los trastornos de la conducta alimentaria. Nuestra experiencia se extiende más allá del ámbito de la consulta privada, ya que hemos colaborado con instituciones públicas y ONGs dedicadas a la atención de los T.C.A. (Hospital Universitario Niño Jesús, Hospital Santa Cristina, Asociación Adaner, Universidad Autónoma de Madrid…). También hemos formado a psicólogos y nutricionistas en este ámbito (alumnos de Practicum de Psicología y Nutrición de UAM, UCM, Alfonso X El Sabio, Obertá de Catalunya y Colegio Oficial de Psicólogos, Universidad Internacional de Valencia).

Si tienes o sospechas tener un T.C.A. o eres un familiar y/o pareja de alguien que lo tiene, puedes acudir a nuestro centro a informarte, te asesoramos acerca de lo que puedes hacer. También puedes consultar este espacio de nuestra web para aprender más sobre el tema.

¿Qué es un
T.C.A.?

El Trastorno de la Conducta Alimentaria (T.C.A.) es un problema de origen psicológico y emocional que acaba desembocando en una actitud de rechazo hacia el propio cuerpo y una conducta determinada hacia la comida. Es un problema que suele aparecer en la adolescencia o edad adulta y tiene un proceso de tratamiento largo porque es complejo y tiene muchas causas y variables implicadas.

¿Qué es “comer emocional”?

El “comer emocional” consiste en la instrumentalización de la comida, más allá de la función biológica de nutrir o el disfrute asociado, para conseguir la autorregulación emocional, es decir, la persona gestiona sus emociones a través de la comida y/o el control del peso. Este control puede ser a través de la restricción alimentaria, el atracón, el vómito, el uso de laxantes o diuréticos y/o el ejercicio compulsivo.

Existen distintos
tipos de TCA

Una persona con Anorexia restringe su alimentación con el fin de tener un control sobre el propio peso. Puede tener insatisfacción con su imagen corporal y, en ocasiones, se percibe de forma distorsionada. El origen de la Anorexia es emocional ya que a través del control alimentario y del peso, la persona intenta reducir su sufrimiento psíquico y/o su ansiedad.

La persona con Bulimia tiene momentos o períodos de atracones alimentarios que después trata de compensar vomitando, consumiendo fármacos laxantes y/o diuréticos y/o haciendo ejercicio de forma compulsiva. El origen de este trastorno es emocional, la persona intenta autorregularse emocionalmente a través de los atracones o la compensación posterior.

Cuando una persona tiene un Trastorno por Atracón tiende a anestesiarse emocionalmente a través de la comida, normalmente, no tiene conductas compensatorias y, en ocasiones, no hay un malestar con la imagen corporal previos al problema.

En la Ortorexia, la persona tiene obsesión por realizar una alimentación sana pero llevado a un extremo y con mucha rígidez, llegando a limitar mucho su vida. Como otros trastornos de alimentación, debe abordarse desde un enfoque psicológico aunque, en ocasiones, requerirá también de acompañamiento nutricional.

La persona con Vigorexia siente obsesión por su imagen corporal, percibiéndose con poca masa muscular. También tiene preocupación por su alimentación en el sentido de buscar una dieta que le lleve a aumentar el músculo. También tiene un origen emocional y debe abordarse desde ahí.

Preguntas frecuentes

En muchas ocasiones el abordaje de un T.C.A. es  multidisciplinar, ya que está comprobado que es más eficaz si la persona está acompañada de varios profesionales coordinados en su proceso. En nuestro centro, valoramos cada caso, y recomendamos en función del mismo si la intervención debe ser con uno o varios de los siguientes profesionales:

  • Psicólogo/a: Si acudes a nuestro centro porque tienes un trastorno de la conducta alimentaria, el psicólogo/a es la persona que más te va a acompañar en tu proceso. Cada semana, en las sesiones de terapia mirarás diferentes aspectos psicológicos y emocionales que están en la base de tu problema. La terapia individual es imprescindible.
  • Nutricionista: El acompañamiento nutricional es básico porque deberás re-aprender hábitos saludables de alimentación y ejercicio físico, romper con mitos y errores de información nutricional y aprender a hacerte cargo de tu alimentación. Tu nutricionista (y/o el psiquiatra) valorará si es necesario que te hagas determinadas pruebas físicas (analítica, citología…) y te recomendará el ingreso si hay un riesgo vital elevado (desnutrición grave y/o frecuencia alta de vómito).
  • Psiquiatra: En ocasiones, el psicólogo/a o la nutricionista valorarán que acudas al psiquiatra para tratar otros síntomas que también puedes tener asociados a este problema: ansiedad, depresión, insomnio, impulsividad…con fármacos*. Nunca te recomendaremos que solo utilices fármacos para tratar tu problema, estos son una ayuda para un momento puntual pero no la base del tratamiento.

La terapia va a ser fundamental en tu proceso de recuperación, porque en este espacio empezarás a escucharte y a poner nombre a lo que te ocurre. Comprenderás que tu rechazo al cuerpo y a la comida es más complejo de lo que pensabas (o pensaban las personas que te rodean) y va más allá de una cuestión estética.

Aprenderás que tus síntomas (dejar de comer, atracarte, purgarte….) tienen una función. Algunos ejemplos:

  • “Como cuando me siento vacío/a y necesito cariño”.
  • “Vomito cuando no se decir que no y me da rabia, he tragado más de lo que aguanto”.
  • Controlo la comida porque me dejo invadir, no pongo límites a los demás.
  • Intento controlar mi cuerpo porque siento que no controlo mi vida.
  • Como porque no sé afrontar los problemas, las vivencias o las emociones, me anestesio.
  • Al estar “enfermo/a” la atención de mi familia se vuelca en mí y no se abordan otros problemas graves dentro del contexto o la dinámica familiar.
  • Como y/o vómito para evitar el conflicto con alguien (me trago el malestar).
  • Mi delgadez o sobrepeso me protegen de mis formas femeninas y así evito la posibilidad de enfrentarme a mi sexualidad.

En terapia vas a aprender el lenguaje de las emociones, a conectarte contigo mismo/a, escucharte, distinguir y detectar lo que te  ocurre, entender, asociar ideas y experiencias de tu vida, reconocer y sanar tus heridas relacionales. Todo esto lleva tiempo, por tanto, requiere de paciencia, constancia y compromiso. Es un viaje “hacia dentro”, aunque no está exento de dificultades. Si no desesperas en el camino, comenzarás a comprenderte para empezar a respetarte. No vas a estar solo/a, tu terapeuta estará acompañándote en ese viaje.

En muchas ocasiones, los T.C.A. están relacionados con una falta de espacio personal.  Aunque no te hayas dado cuenta, has estado invadida/o en muchos aspectos: control de lo que haces, chantaje emocional, sexualmente, diciéndote como debes sentirte, a veces incluso, en el aspecto material… hasta el punto de creer que lo que piensan los demás es lo correcto y llegas a sentir que lo haces todo mal, no sabes ni quien eres, y cada cosa que te dicen te afecta enormemente.

La contradicción que sientes es que no solo te ocurre con gente de fuera, sino que también con los tuyos, con los que más quieres, y crees que si les pones límites les fallas, les defraudas. La única escapatoria/anestesia parece que es la comida o el vómito, como desahogo de este caos interno.  El CUERPO, a menudo se convierte en el único reducto de intimidad que nos queda, donde “solo yo puedo manipularlo”.

El proceso de la terapia te ayudará a construir, reforzar, y delimitar ese espacio personal, donde tú y solo tú decides, te ordenas, te paras a pensar, sin juzgarte, reconociendo tus necesidades y deseos.

Aprenderás a escucharte, a convertir tu angustia y ansiedad en emociones como la tristeza, la rabia, el miedo… e identificarás lo que te sienta mal y te tratarás con cuidado y cariño.

Recursos públicos

Consultas externas: H. de Móstoles, H. Gregorio Marañón, H. Clínico San Carlos, H. Infanta Sofía, H. Niño Jesús, H. La Paz.

Comedores: H. Clínico San Carlos, H. Santa Cristina.

Sesiones grupales: H. de Móstoles, H. Gregorio Marañón, H. Clínico San Carlos, H. Infanta Sofía, H. Niño Jesús.

Centro de día: H. Santa Cristina, H. Niño Jesús, H. Gregorio Marañón, H. Infanta Sofía.

Hospitalización: H. Niño Jesús, H. Ramón y Cajal, H. Clínico San Carlos, H. Gregorio Marañón, H. La Paz, H. Infanta Sofía.

Asociaciones de ayuda: ADANER, AEETCA.

Información relacionada con TCA

Libros:

  • Tostadas y mermelada para el desayuno, Mary Anne Cohen. Ed. Pirámide
  • Alimentación Emocional, Isabel Menéndez. Ed. Debolsillo
  • La jaula dorada: El enigma de la anorexia nerviosa, Hilde Bruch. Ed. Paidos. Barcelona-México.2002.
  • El mito de la belleza, Naomí Wolf. Ed. Continta me tienes. 2020
  • 10 gritos contra la gordofobia, Magdalena Pyñeiro. E. Vergara. 2019

Blogs:

Filmografía:

Próximamente información sobre filmografía relacionada con trastornos de la conducta alimentaria.

Saber más

24 de octubre Día contra el cambio climático

Hace poco la ONU sacó la noticia de que ya no hay vuelta atrás para el planeta. Lamentablemente pese a […]

leer da sueños

Descubre nuestra biblioteca

Leer da sueños… En Faro tenemos un vicio…¡nos gusta leer! y queremos compartir nuestra pasión por la lectura, recopilando libros […]

28 de mayo día internacional de la salud de las mujeres

Hoy es 28 de mayo, El Día Internacional de la Salud para las Mujeres, que se celebra desde 1987 con […]