generalNutriciónpsicologia

18 de marzo Día Mundial del Sueño

Uno de los pilares fundamentales para la salud, tanto física como mental, es el sueño regular y reparador. Y, sin embargo, uno de los problemas actuales en la población es la falta de sueño.

El propósito de este día es promocionar los beneficios del sueño, los problemas asociados con los trastornos de éste, y que tratamientos efectivos existen.

Se le da poca importancia a padecer algún tipo de insomnio, y hasta se suele normalizar el dormir pocas horas o que éstas no sean reparadoras. Lo que conlleva no buscar ayuda a especialistas.

Arrastrar una etapa de insomnio, ya sea por dificultad para conciliar el sueño, por microdespertares nocturnos o por despertar a las pocas horas de dormir, conlleva somnolencia diurna y falta de energía. Además, se puede acompañar de ansiedad, depresión o irritabilidad, entre otros.

Desde Faro, queremos darte algunos consejos que pueden ayudarte a mejorar tu calidad del sueño:

  • Establece un horario regular para irte a la cama, independientemente de la hora a la que te levantes. Es decir, si el fin de semana te sueles levantar más tarde igualmente no cambies bruscamente la hora de irte a dormir porque afectará a tu rutina de sueño.
  • Apaga los dispositivos electrónicos como móvil, televisión o Tablet ya que son estimulantes.
  • Usa ropa cómoda y holgada en la cama, y evita una temperatura alta en la habitación.
  • Si sueles echar una siesta en la tarde, que sea corta.
  • Es preferible practicar ejercicio por la mañana, o al menos evitar hacerlo a última hora de la tarde
  • Las cenas cuanto más temprano mejor, dejando al menos unas 3 horas antes de ir a la cama, y que no sean muy copiosas.
  • Evita los estimulantes como el café 6 horas antes de irte a dormir
  • No beber alcohol o beber poca cantidad
  • Es preferible no beber demasiado líquido las dos horas previas ya que las ganas de miccionar nos hará despertarnos varias veces
  • Hacer meditación antes de dormir puede ayudar a conciliar el sueño

Si habiendo cambiado ciertos hábitos para mejorar la higiene del sueño no notas ninguna mejoría, es momento de pedir ayuda a especialistas como psicólogos, psiquiatras, neurólogos, etc. Incluso ya varios hospitales cuentan con unidades del sueño.

Y aquí nos despedimos, deseándote dulces sueños.